– Fundación del Bien Común Patagonia –

 

¿Qué es la Fundación del BIEN COMÚN Patagonia?

 

OBJETIVO:

Promover el Bien Común como un sistema de Convivencia.

COMO:

Fortaleciendo al ciudadano en su rol presente, activo, democrático y responsable.

Fund JPG www fundaciondelbiencomun com

SITUACIÓN 2016: debido a la constante falta de presupuesto para sostener la Personería Jurídica y todos los trámites anuales que implican contratación de profesionales y pagos de sellos para demostrar que la Fundación es transparente y que no mueve dinero, nos vemos obligados a “dar de baja la Personería Jurídica” para continuar actuando de manera voluntaria (como siempre lo fue ) pero sin formalismos. Se están realizando los trámites – también costosos – para cerrar la carpeta formal de la Fundación del Bien Común pero no el grupo humano y sus convicciones. El Periódico del Bien Común seguirá sostenido por la voluntad de quienes lo crearon, como ha sido a lo largo de mas de 3 años. Y el grupo de ciudadanos que siga esta tarea se autoconvocará simplemente como “Agrupación por el Bien Común”. Gracias.

Mensaje de la actual Presidenta de la Fundación, Lic. Vanesa Vicente, Ago 2016

 

La Fundación del Bien Común se fue gestando gracias al esfuerzo de personas ya comprometidas con la realidad pero que deseábamos ir mas profundo: estamos acostumbrados a correr tras las urgencias y eso no nos da tiempo para pensar un futuro diferente y posible. Los sectores vulnerables de nuestra sociedad sufren carencias, abandonos e injusticias que bien valen la pena el esfuerzo por colaborar. Por lo general esas urgencias son tales que no dan respiro… Mientras quienes no sufren de tales urgencias están demasiado ocupados cuidando lo que tienen… Con suerte alguno puede de vez en cuando mirar a un lado u a otro y dar una mano que por supuesto nunca alcanza.

 

¿Por qué sucede esto?

 

¿Por qué esta forma de vida que tenemos no para de expulsar seres humanos hacia la discriminación, los vicios, la pobreza, la depresión, la falta de esperanza, o la soledad absoluta?

 

A esta altura de la lectura la mayoría está pensando en la “pobreza”, pero no nos referimos solo a cuestiones económicas o ámbitos de pocos recursos, sino que en cada espacio de nuestra sociedad hay personas vulnerables o vulneradas, más allá de su situación monetaria o social. ¿Por qué? ¿Cuáles son las causas? ¿Qué es lo que nos desanima a involucrarnos? ¿Qué nos sucede como ciudadanos que no hacemos uso de nuestra participación para aumentar el ejercicio de la democracia… y así consensuar cambios profundos?

 

En el camino de intentar responder estas preguntas surgió la Fundación del Bien Común como espacio de encuentro y construcción: para sumar esfuerzos y acciones que nos ayuden a observar la realidad, con el objetivo de unir la voluntad de los ciudadanos de manera cada vez mas democrática, logrando participar en un cambio que creemos posible: construir paso a paso el tipo de comunidad que tanto anhelamos. Una comunidad que viva bajo los verdaderos conceptos del BIEN COMÚN. Donde lo inamovible, lo indiscutible sean los valores humanos positivos en su mas amplio concepto, en lugar de estar cuidando esos valores o defendiéndolos a cada instante porque la prioridad viene resultando ser otra: el lucro, la competencia, la especulación, las ambiciones.

 

Estamos en San Carlos de Bariloche (Provincia de Río Negro, Argentina) pero te podes sumar estés donde estés. Participamos de un movimiento internacional orientado a la Economía del Bien Común que se esparce por el mundo a través de grupos voluntarios llamados “Campos de Energía” y organizaciones formales siempre sin fines de lucro como nuestra Fundación o también Asociaciones.

 

Banner Fundación y EBC fusión

Sobre el Modelo de la Economía del Bien Común (EBC):

Pagweb central de Movimiento de la Economía del Bien Común

http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es

Video explicativo

 

El Modelo llamado Economía del Bien Común en realidad no tiene muchos condimentos novedosos, quizás lo realmente novedoso es el orden o prioridad de sus principios, por eso es tan simple de comprender: propone de maneras concretas y mensurables priorizar el Bien Común antes que cualquier otro objetivo en todas las relaciones humanas.

Se concentra en la actividad económica por la simple razón de que nos hemos acostumbrado a pensar que la empresa o cualquier actividad económica tiene licencias mas allá de todo bien común para sostener sus objetivos de lucro, y este error de comprensión nos está llevando por un camino perverso para la humanidad y su futuro. Por otro lado la economía es un condimento social indispensable que debe ser rescatada como concepto: es necesario administrar los recursos disponibles – en función del bienestar común – asi como es indispensable organizar el intercambio de los mismos entre personas, regiones, países, etc – pero nuevamente en función del bien común y no del beneficio financiero de unos pocos. En este proceso no solo importa la relación entre seres humanos, sino de estos con su medio ambiente: es profundamente vital comprender esta comunión entre todas las partes.

 

Cuando se invierten los valores, cuando se confunden los medios con los fines es cuando estamos aceptando la perversidad en nuestras propias relaciones y formas. El modelo apunta a corregir de manera democrática y consensuada – por los mismos participantes de cada instancia – este punto y facilita una herramienta de medición llamada “Balance del Bien Común” que sería paralelo por ejemplo a un Balance Financiero de una empresa, pero es también aplicable a Municipios y Estados.

 

Hay muchas maneras diferentes de realizar actividades económicas sin quebrantar la dignidad humana, sin dañar el eco sistema, buscando la cooperación y la integración de la empresa a la comunidad, entre otras cosas. Si ponemos el Bien Común como verdadero objetivo, las decisiones desde las más sencillas hasta las más complejas deberían concentrarse en lograrlo.

 

econoBienComun

 

Este modelo propone tres niveles de trabajo: personal (ciudadano), las empresas e instituciones en general, y el Estado en cada uno de sus niveles.

 

A las personas. Como ciudadanos, el mensaje de EBC es de Participación para ampliar y cuidar la democracia, asegurándonos que sean las decisiones de los pueblos las que rijan nuestra realidad.

 

A las empresas e instituciones. El mensaje de EBC es que realicen sus tareas, que cumplan con sus objetivos, sin invertir (sin pervertir) el concepto de medios y fines. Una empresa que tiene como objetivo el DINERO, solo el lucro, nunca podrá ocuparse de cuidar su entorno o tratar bien a sus empleados, ni siquiera se ocupará por cumplir bien su “objetivo” por ejemplo. Para no hacerlo extenso: ¿una empresa constructora tiene como principal FIN hacer buenos edificios o ganar dinero? Bueno, seguramente si recupera su verdadero objetivo, podrá aplicar los principios del BIEN COMÚN, ser rentable y hacer buenos edificios. Pero si solo está interesada en hacer dinero por el dinero mismo, se trasformará en una empresa financiera en lugar de ser una empresa de la construcción y un día las paredes serán tan finas que algún edificio se vendrá abajo.

 

A los Estados. En todos sus niveles, el mensaje de EBC es tan simple como poner en PRIORIDAD el cumplimiento de las Constituciones – como herramienta resultante de la voz de los pueblos – y premiar a las empresas, instituciones y ciudadanos que cooperen con el BIEN COMÚN. El Estado debe estar presente para garantizar la democracia, para dar lugar a la voz del pueblo y respaldar con todo el poder que éste le otorga, los pilares del Bien Común que son la libertad, la dignidad y la igualdad.

 

multitud 20-06

 

Como sumarte:

– Si estás interesado en venir a las reuniones en Bariloche por favor escribinos al fundaciondelbiencomun@gmail.com

– También se puede apoyar las acciones con aportes; desde el 2015 implementamos la Cuota Solidaria Social: a los participantes activos los invitamos a realizar un aporte de $50 (pesos arg) por mes para colaborar con los trámites, gastos de impresión, etc. Todos participamos de manera voluntaria, no hay personal con sueldo ni contrataciones, pero la personería jurídica genera igualmente sus gastos al igual que mantenernos comunicados, viáticos, inversiones en difusión, etc. También pueden hacer ese aporte o el monto que deseen, personas que no están en Bariloche o que no participan activamente – a título de “socio honorario” – acercamos el Nro de cuenta correspondiente:

Cuenta Corriente especial: Fundación del Bien Común Patagonia

Banco Credicoop – Bariloche, Prov Río Negro, ARGENTINA, sucursal 137

Nro de Cuenta Corriente en pesos arg 5970792

CBU CTA.: 1910137055013759707928 

Al hacer una trasferencia por favor indicar nombre, motivo del ingreso del dinero para que figuren en el aviso. O enviar un mail a fundaciondelbiencomun@gmail.com para generar el registro y recibo correspondiente. GRACIAS!

Vanesa Vicente – Presidenta Fundación del Bien Común (cel 154301289) DNI 23829203

Lavinia Sisa – Tesorera Fundación del Bien Común

 

¿Por qué decimos que el modelo de EBC no tiene tanto de nuevo?

 

Si leemos con atención cualquier Constitución de países democráticos, podremos ver como de diferentes maneras todos los pueblos soberanos han explicitado que se antepone el bien común a todas las actividades, que se garantizan la libertad, los derechos, en especial la igualdad para todos los ciudadanos, y algunas nuevas constituciones como las de Ecuador y Bolivia ahora incorporan a la Tierra como un ser vivo con sus propios derechos (incluyendo el sumak kausai o buen vivir en ellas).

 

 

Estamos hablando de un modelo que no invierta los valores que todos deseamos en nuestras vidas y para nuestro futuro.

 

 

En el día a día

 

Es difícil detenernos y reflexionar, es complejo mirar al otro y ver nuestro reflejo, mas se profundiza el vértigo en el que vivimos y mas confundimos los medios con los fines, olvidándonos del verdadero propósito de la vida.

Hoy nuestras obligaciones van detrás de objetivos meramente monetarios, especulativos, de maximización de cada variable competitivas dentro del “mercado” que a la mayoría de nosotros no nos aporta felicidad ni bienestar, no son la prioridad en nuestras vidas cotidianas, y por el contrario nos traen grandes insatisfacciones, nos separan de nuestros vecinos, compañeros de trabajo y amigos bajo la presión de la competencia, generan malestar en nuestras calles y espacios comunes, nos enfrentan con dualidades como maltratar al medio ambiente: por ejemplo podemos gozar de una inmensa consciencia ambiental pero a la vez debemos sostener un trabajo que quizás no es compatible con esas convicciones, somos obligados a participar de un sistema que “necesita” abusar del medio ambiente y de otros seres humanos para sostener la producción y el consumo, es incluso algo mas profundo: somos parte de un círculo vicioso dentro de la especulación mundial.

 

Sentimos que no podemos hacer nada, porque dentro de este sistema si dejamos de maximizar, explotar, si consumimos solo lo indispensable, sin abusar de lo disponible (incluida la capacidad de otros) pareciera que todo el esquema de vida se nos viene abajo, siendo “nosotros” los principales perjudicados.

 

Bueno…

El diagnóstico está hecho, la mayoría de los seres humanos cree estar caminando por la cornisa, por lo tanto a partir de ahora es tan simple como empezar a tomar decisiones sin confundir el propósito: creemos que hay otra manera de vivir. Habrá que empezar a probar alternativas. Aceptar el error, aceptar el conflicto que trae el cambio, aceptarnos.

 

La Fundación del Bien Común ha reunido a un grupo de personas que no nos entregaremos a esta frustración cada vez mas profunda de la especie humana en relación con “no hacer nada al respecto”.

Algún día hay que comenzar…

 

Reunion 7 marzo 2

 

¿Por qué la Fundación del Bien Común se propone un objetivo tan amplio?

 

Sería un error pensar que es necesario cambiar TODO, pero quizás estemos en el momento oportuno o necesario para comenzar a hacer ajustes al sistema en el que vivimos. No todo está mal. Hemos evolucionado mucho, es solo cuestión de separar la paja del trigo y atrevernos a enfrentar los cambios.

Manteniendo la Democracia, defendiendo la Institucionalidad, mejorando la aplicación de la Justicia, pero sobre todo profundizando el conocimiento y participación del ciudadano podemos ir logrando entre todos consensos fundamentales y cambios coherentes con la Vida, hacia un mundo sustentable, cuidándonos y cuidando el entorno.

Estamos convencidos de que muchos de nosotros deseamos un mundo con más unión, más igualdad, mayor respeto, mejor diálogo, comprensión y empatía. Un mundo donde la convivencia se pueda basar en la confianza, cuidando el entorno, donde la libertad sea relativa al otro, los derechos sean de todos y las obligaciones se cumplan. Estamos convencidos de que la mayoría de los padres desean dejarles una comunidad mejorada a sus hijos, una enseñanza plagada de esfuerzos pero también de esperanzas, un mundo rico y sano que les permita crecer, desarrollarse como seres humanos disfrutando de su entorno y descubriendo MAS. Amamos la Tierra en la que habitamos y debemos comprometernos más con su cuidado.

Pero también estamos convencidos de que si todo esto queda bajo el título de la UTOPIA o de los sueños sin poner manos a la obra, entonces, estaremos vencidos sin comenzar si quiera. Nos resistimos como ciudadanos comunes a pensar que el deseo mayoritario y profundo de la ciudadanía mundial sea considerado una Utopía.

 

el ajedrez de la vida

 

¿Cómo avanzaremos hacia nuestro ideal?

La Fundación del Bien Común reúne esos aspectos y muchos más, buscando la manera de delimitar acciones, promover comportamientos y buscar alternativas prácticas para lograr una convivencia basada en los VALORES que nos hacen felices y no en la competencia, el egoísmo y la mezquindad o el abuso – sobre todo el abuso del poder tan relacionado con el pre concepto de que determinadas reglas no se pueden cambiar.

Recuperando los valores de Dignidad, Justicia, Libertad relativa, Igualdad absoluta, Respeto, Confianza, Empatía, Solidaridad, Transparencia, Honestidad, entre tantos otros valores que nos hacen felices permitiendo el ámbito comunitario en el que todos – hasta quienes piensan que es imposible lograrlo – deseamos vivir.
Es un camino largo el que nos hemos propuesto y nunca daremos un primer paso si no aceptamos la realidad que vivimos hoy. Esa aceptación no es simple, pero es necesaria.

 

Video realizado en Bariloche:

 

En el Periódico del bien Común se pueden ir leyendo los avances del grupo:

 

Presentación Dic 2013http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/se-presento-la-fundacion-del-bien-comun/

1er reunión abierta Enero 2014http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/informe-de-la-primer-reunion-de-la-fundacion-del-bien-comun-bariloche/

Personería Jurídica: http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/se-presento-la-fundacion-del-bien-comun/

2da reunión abierta Marzo 2014: http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/informe-2da-reunion-abierta-del-bien-comun-en-bariloche

Abril 2014 Reuniones por Comisiones (se crearon 3 comisiones: Participación Ciudadana, Difusión del Bien Común, Análisis del Balance del Bien Común) http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/reuniones-por-comision-informe-de-la-fundacion-del-bien-comun/

Asamblea 25 de abril “Participación Ciudadana” INFORME http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/informe-asamblea-del-bien-comun-participacion-ciudadana/

Visita a General Roca 16 de mayo: http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/el-bien-comun-llego-general-roca-en-el-valle-de-rio-negro-argentina/

Taller del Bien Común a las escuelas: http://www.periodicodelbiencomun.com/acciones-propuestas/taller-del-bien-comun-las-escuelas-220-alumnos-ya-participaron-bariloche/

Jornadas Artísticas y Solidarias – Hospital Zonal Bariloche http://www.periodicodelbiencomun.com/acciones-propuestas/resultado-de-las-jornadas-realizadas-el-24-sept-dentro-del-hospital-zonal-bariloche/

Balance del Taller del Bien Común: 25 charlas, 700 jóvenes http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/bariloche-taller-del-bien-comun-en-las-escuelas/

Balance cierre 2014: http://www.periodicodelbiencomun.com/bien-comun/excelente-balance-2014-de-la-fundacion-del-bien-comun/

Encuentro de Economías Colaborativas: http://www.periodicodelbiencomun.com/actividades/bariloche-26-y-27-de-junio-encuentro-de-economias-colaborativas/

 

Mantenemos reuniones una vez al mes (para participar por favor escribir a fundaciondelbiencomun@gmail.com) y además de participar y organizar tareas comunitarias diversas, se comenzó en Junio 2014 a recorrer aula por aula los Colegios de la ciudad con el TALLER DEL BIEN COMÚN, http://www.periodicodelbiencomun.com/acciones-propuestas/taller-del-bien-comun-las-escuelas-220-alumnos-ya-participaron-bariloche/

 

¿Quiénes somos hoy?

1er Comisión Directiva: Alsina José (Perico), Morelli Paola (Paio), Sisa Lavinia, Romano Edgardo y Vicente Vanesa.

Socios Fundadores: Paola V. Morelli, Vanesa Vicente y Jose F. Alsina.

 

Firmando Pers Juridica Fund del BIEN COMUN

 

¿Porque hablamos de “valores”?

Cuando hablamos de valores – tema que todos estamos intentando reflotar estos días – es quizás necesario aclarar CUALES valores estamos deseando destacar, rescatar y ejercer.

 

Si tenés 10 minutos mira esta niña dejando un mensaje eterno:

 

Hay vocablos que se han vuelto comunes y entonces han perdido fuerza, otros se han usado de manera marketinera y ese uso logró instalarlos “en referencia” a otros conceptos, perdiendo así su significado original en nuestras aturdidas mentes. Muchas interesantes palabras hasta tienen dueño: un partido político, un personaje mediático o un rótulo social. Todo eso genera pérdida de palabras en nuestro idioma y pareciera que ya no se pueden usar porque al mencionarlas se nos identifica con significados agregados y no con el original.

Era necesaria esta explicación porque la Fundación del Bien Común va a trabajar sobre valores muy conocidos por todos. Vamos a usar palabras sencillas y lo vamos a hacer desde su significado original. Aclarando esto es entonces redundante decir en voz alta: que no deseamos fomentar una libre interpretación de las palabras, sino la debida, justa y transparente lectura del mensaje.

 

¿Por qué presentando algo tan formal como una Fundación nos ponemos a hablar de estas banalidades?

 

Porque cuidar nuestro idioma, usar correctamente las palabras y conocer sus verdaderos significados son la base de una COMUNICACIÓN SANA, abierta a todos los oyentes, inclusiva, constructiva, y sobre todo libre de ADIVINANZAS o especulaciones.

Uno de los pilares que motivan el armado de esta Fundación es generar un diálogo comunitario que nos permita HABLAR profundamente, debatir, discutir con altura, confrontar con argumentos, disentir con respeto, quejarnos como es debido y exigir sin ofender, creemos que SOLO cuando todo lo anterior se viene cumpliendo, resulta que una exigencia es reemplazada muchas veces por la palabra justicia, o por el vocablo equidad, o en otro extremo por la hermosa frase “te pido disculpas” o “cuánto que aprendí”.

 

¿De qué “valores” hablaremos principalmente?

Dignidad: valor en igualdad, sin condiciones e inalienable. Sin dignidad no podría existir el sentido de la libertad.

Libertad relativa: la libertad es una palabra muy amplia, combinada con los valores equivocados puede resultar terriblemente egoísta, dañina, discriminatoria, por eso cuando dentro del BIEN COMÚN se habla de libertad, nos referimos a una Libertad RELATIVA al otro. Porque esa es la base de lo que viene a continuación:

Igualdad absoluta: se discute hoy mucho sobre mantener la igualdad y trabajar la inclusión. El simple hecho de estar trabajando sobre esos conceptos nos hace pensar que hemos aceptado – y es un error – que NO somos iguales y que estamos excluidos – casi todos – de un mundo para unos pocos. No solo los sectores que tradicionalmente llamamos “vulnerables” sino también quedan excluidos del mundo de la igualdad y los derechos comunidades enteras expuestas a la desidia de guerras, explotación del medio ambiente de maneras tóxicas y agresivas, abandono en temas cruciales como salud y educación, espacios regionales utilizados deliberadamente para el tránsito de drogas, paraísos fiscales, trata de blancas, solo por mencionar algunos puntos. Es decir que el MUNDO organizado de hoy necesita tener cuartos oscuros donde las reglas puestas de un lado se quiebran del otro para sostener el sistema impuesto. No estamos viviendo en un mundo donde todos somos iguales por existir, por nacer, por tener conciencia y pertenecer a una misma especie. Hablamos de esa IGUALDAD ABSOLUTA, luego la diversidad es natural a las condiciones de espacio, tiempo y medio. Muchas veces observamos como una medida, lamentablemente a veces una ley, una condición “pactada” en una relación humana, una privación de derechos, etc se hace presente presumiendo la NO igualdad, se quiebra un valor que por naturaleza es absoluto: somos todos iguales. Una libertad mal entendida, en algún momento quiebra este principio de “igualdad absoluta”.

 

Entonces resulta más importante sostener que el derecho a la libertad sea igual para todos, que declarar una ilimitada libertad para algunos.

 

Zoo humano (foto de una niña de color exhibida en un Zoo)

 

Para simplificar podríamos decir que la Libertad Relativa nos acerca al cumplimiento de las normas, las obligaciones consensuadas por la sociedad, y al comportamiento respetuoso. Mientras la Igualdad Absoluta nos acerca al correcto cumplimiento de los Derechos, la Justicia, la buena distribución de los recursos escasos, la atención a necesidades básicas no cubiertas, etc. Son como los platos de una misma balanza. Una delicada balanza que nada tiene que ver con la estatua ciega identificada con la Justicia, ya que la Justicia aquí es una variable más que juega sobre un constante péndulo que va y viene combinando Libertad con Igualdad, sobre la base de la DIGNIDAD.

 

Aceptamos nuestra condición:

La realidad nunca será estática.

Y nuestra intervención jamás será perfecta.

Nos equivocaremos y estaremos en conflicto.

Pero nos une la vida, el amor y la esperanza.

Sin esa aceptación nos volveríamos tan miedosos e inseguros que no saldríamos jamás de nuestras casas. Somos seres humanos y es una realidad suficiente para volvernos tremendamente imperfectos. Con aceptarlo alcanza para salir de nuevo enérgicos y esperanzados a continuar el camino.

Equivocarse es normal, aceptable y muchas veces se aprende más del error que del acierto prologando. Creemos que una comunidad que crece en la comprensión de estos valores mencionados, frente al error, frente a un mal paso, podrá sanarse mucho más rápida y efectivamente que una sociedad plagada de mezquindad, competencia, deslealtad y especulación.

 

EL BIEN COMÚN como pilar de un nuevo modelo de CONVIVENCIA:

El Bien Común es también mucho más que un par de palabras bonitas. Es un concepto tan amplio que por ejemplo se usó para construir las bases de la economía, la administración pública e incluso en la redacción de las Constituciones.

La ECONOMÍA como ciencia existe desde hace 300 años, viene de la rama de la filosofía y ciencias sociales, nunca en sus teorías contradice los valores humanos. La especulación, las finanzas, el dinero como PRODUCTO – las actividades basadas solo en LA BOLSA – los Paraísos Fiscales… es algo de las últimas décadas, es una destrucción de la Economía y lleva a la degradación de los valores que todos consideramos como POSITIVOS. Destruye el trabajo genuino. Sin embargo basta con leer cualquier Constitución de países democráticos para darse cuenta que la Economía realmente busca el bienestar de las sociedades: el bien común.

 

Administrar los pueblos:

La eterna “discusión del pueblo”. Aristóteles ya en su época declaró que era un proceso con avances y retrocesos, y que solo lograría depurarse cuando el pueblo – nosotros – comprendamos que tenemos la capacidad de gobernarnos y merecemos escoger de qué manera deseamos llevar adelante la administración de las cuestiones públicas. Este gran pensador también declaró que la “politeia” es la mejor manera que tiene el pueblo de DISCUTIR – DEBATIR los asuntos y lograr consensos. Está hablando aquí de la POLITICA. La votación es solo el resultado en determinada fracción de tiempo de todo ese juego de la Politeia, pero el juego sigue… debe seguir para mantener en ejercicio la DEMOCRACIA.

 

Participar!!!

El mundo moderno gira alrededor del concepto de Democracia. Pero la naturalización de la NO participación es algo complejo. Seguramente sea de los desafíos más grandes que tenemos hoy en día a nivel mundial, no solo aquí. Pero a pesar de este desafío todos intuimos que la DEMOCRACIA es el camino adecuado. Pensamos que es – al menos en la teoría – la forma ideal para relacionarnos entre nosotros. Pero sin el ejercicio pleno de la democracia, con su implicancia en cuanto a participación y compromiso por parte de los ciudadanos, y el conocimiento de los mecanismos de consenso – que van mucho más allá de la votación cada 4 años – no pasaremos nunca al plano de ejecución real de esas teorías. Existen otras formas de participación que al ciudadano le dan más conocimiento, protagonismo y entonces tranquilidad, pero no están tan difundidas en la sociedad. Ni tienen la fuerza de la militancia político partidaria, si bien deberían gozar de esa misma fuerza. Ese crecimiento de la democracia depende de los ciudadanos. “Democracia” como término se origina en el Poder del Pueblo (Demo + Kratos). No cabe duda de que hay diferentes maneras de ejercer la democracia. No cabe duda de que somos parte de ese pueblo SOBERANO que puede libremente escoger de qué manera administrar las cuestiones comunitarias, pero demasiados MITOS nos privan de tener un libre pensamiento e interpretación correcta de la DEMOCRACIA.

 

EBC en ARG de dif ciudades

TODO EMPIEZA POR CASA, eso requiere voluntad, esfuerzo y compromiso.

 

¿ESTAS LISTO? No es fácil pero no estás solo…

Hay mucho trabajo por hacer. Hay muchas barreras por romper, y la mayor parte de esa lucha está DENTRO de cada ciudadano: decisión, voluntad, diálogo, aceptación de las diferencias y del posible error, consenso y acción. Ese camino no se cumple si no nace de cada ciudadano.

 

Éxito: un tema crucial que trabajaremos desde la Fundación:

Redefinir el éxito. El dinero es el medio y no el fin. La especulación financiera no puede romper toda la cadena de valores que nos hacen felices. Eso también corresponde a la lucha interna de cada ciudadano, para después crecer con convicción, no es comprensible que toda la comunidad humana sea “esclava” de las ambiciones especulativas. Ahí también debe haber un proceso profundo de decisión, cuestionamientos, voluntad, diálogo, aceptación de las diferencias y del posible error, consenso y acción.

 

NOS VEMOS TRABAJANDO!

Bien Común para todos!

Fund JPG www fundaciondelbiencomun com