Denuncian al Estado Argentino por la detención ilegal de Milagro Sala

Milagro Sala con el Papa

Este lunes la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE), junto a la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina (ONPIA), realizó una denuncia contra el Estado argentino ante la Oficina de País de OIT en Buenos Aires por la detención ilegal y arbitraria de Milagro Sala. Además crecen las denuncias internas por el mal trato hacia la detenida en Jujuy. (Fuente Nodal)

 

La presentación fue recibida por el Director de OIT en Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira, y llevó las firmas de Julio Fuentes, Presidente de CLATE; Jorge Ñancucheo, Presidente de ONPIA; y Matías Cremonte, Presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas de Argentina (AAL) y Director de Empleo Público de la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas (ALAL).

 

En el escrito presentado ante OIT se denuncia el incumplimiento del Estado argentino de las disposiciones contenidas en el Convenio 169 de OIT, sobre Pueblos Indígenas y Tribales. Dicha norma protege del empleo de “toda forma de fuerza o coerción que viole los derechos humanos y las libertades de los pueblos indígenas”, e incluye “la adopción de medidas especiales para salvaguardar a las personas, instituciones, los bienes, el trabajo, las culturas y el medio ambiente de los pueblos interesados”.

 

Desde CLATE y ONPIA destacaron en la denuncia que la líder máxima de la organización Tupac Amaru fue detenida “en el marco de un reclamo público de trabajadores cooperativistas, mucho de ellos pertenecientes a comunidades indígenas, en uso y ejercicio de sus derechos constitucionales de protesta, de peticionar a las autoridades, de libertad de expresión y de huelga” y que “luego de permanecer unos días detenida se le negó el hábeas corpus y la excarcelación solicitada por sus abogados”, momento desde el cual lleva más de un año ilegalmente privada de su libertad. El escrito concluye que en tanto Sala es una líder indígena, pero también social y sindical miembro de la Central de Trabajadores de la Argentina, su detención también viola el Convenio 87 sobre Liberad Sindical.

 

Ahora la OIT deberá expedirse sobre la admisibilidad de la demanda y dar traslado al Estado argentino para que su gobierno dé las explicaciones necesarias. Desde la CLATE, Julio Fuentes señaló que llevará el tema de la libertad de Milagro Sala a la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de la OIT, que se realizará en el mes de junio en Ginebra, Suiza.

 

El Nodal, 20- abril-2017 (1)

 

 

 

TORTURA FÍSICA Y PSICOLÓGICA EN JUJUY

 

El hostigamiento a Milagro Sala en la cárcel de mujeres de Alto Comedero se agravó en los últimos días con sistemáticas violaciones a su intimidad.

El personal penitenciario le abre la puerta mientras se ducha o está haciendo sus necesidades en el baño y la despierta de noche apuntándole con una linterna.

Durante el día es seguida todo el tiempo por una guardia y no puede hablar por teléfono sin que la escuchen, las celadoras intrigan entre las internas para que peleen entre ellas.

Los abogados de Milagro Sala, Paloma Álvarez Carrera y Luis Paz presentaron la última semana una solicitud de pronto despacho para un reclamo del año pasado aún insatisfecho: que se les informe de la totalidad del o los expedientes, sumarios, sanciones y otras actuaciones administrativas relativas a la detención de Milagro Sala. La falta de respuesta desde septiembre (a pesar de que la unidad carcelaria debe mantener un Registro de Sanciones tal como lo prevé el artículo 68 del Decreto Nacional 18/97, reglamentario de la Ley Nacional de Ejecución Penal 24.660, vigente en la provincia de acuerdo a lo establecido por la ley provincial 5131), viola su derecho a la defensa.

El hostigamiento a Milagro Sala tiene un plus étnico, social y político pero no es excepcional en el sistema penitenciario jujeño bajo la administración actual.

El lunes 3 de abril, en el mismo Penal de Mujeres de Alto Comedero tres mujeres fueron torturadas por personal penitenciario masculino y femenino y a una de ellas le fracturaron un brazo.
Así consta en el recurso de hábeas corpus que presentaron los organismos jujeños de derechos humanos y la organización de abogadxs del noroeste ANDHES, que fue rechazado por el juez Gastón Mercau, el mismo que dispuso la detención de Milagro Sala.

Una de las mujeres fue arrancada con violencia del lugar donde dormía desnuda.
Le colocaron una manta en la cabeza y la llevaron a patadas a la celda de aislamiento conocida como los chanchos.
Recién a la noche de ese día la llevaron al hospital para ser atendida por la fractura.

Otras dos internas fueron obligadas a arrodillarse y en esa posición las golpearon.
A pesar de la gravedad de sus lesiones, no recibieron atención médica externa.

LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL ES SANCIONADA CON UN TIRÓN DE OREJAS
El juez Gastón Mercau, yerno de la presidente del Superior Tribunal, Titina Langhe de Falcone, constató las lesiones de las internas en el penal pero igual rechazó el pedido de hábeas córpus. Mercau recomendó al director del penal que evite “nuevos sucesos de similares características”.
No obstante, avaló el uso de los chanchos al considerar que “el aislamiento provisional está previsto” para infracciones disciplinarias graves.

Los organismos advirtieron que las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el tratamiento de Reclusos, conocidas como Reglas Mandela, establecen “que las restricciones o sanciones disciplinarias no podrán, en ninguna circunstancia, equivaler a tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”, como en este caso, donde la única infracción constatada es que las detenidas dormían.
Horacio Verbitsky, 23-abril

 

Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *